Hay regalos incómodos? Melania Trump

publicado el Jan 24 2017 por clocatalinalopez

Regalo Melania Michelle

Cualquier mortal podría pensar que nunca un regalo sería incómodo. Es posible pensar que hay regalos incómodos? Y la respuesta es: Lo incómodo no es el regalo, es el momento en el que se entrega. Quién no quiere recibir un regalo? Y qué mujer no quisiera recibir una caja de Tiffany & Co? (que todo parece indicar que lo es) Me refiero al regalo que le hizo Melania Trump a Michelle Obama. Desde la etiqueta y el buen protocolo no era el momento para entregarlo, pues se nota absolutamente incómodo al recibirlo y no saber qué hacer con él. Lo interesante de todo esto es recordar que Michelle Obama hizo exactamente lo mismo con Laura Bush ocho años atrás. Si estás leyendo te preguntarás: y Cló para qué me cuenta esto, si es posible que nunca me encuentre en una situación similar? Es posible que no tengas que recibir el cargo de primera dama (aunque también es posible que sí…) pero en tu día a día y en las relaciones sociales hay momentos que podrían recordarte éste. Por qué a una boda los regalos se envían a la casa? Precisamente porque recibirlos en el altar no sería nada cómodo. Los regalos se deben entregar cuando la persona esté dispuesta a abrirlos y guardarlos o en el caso de las flores ponerlas en agua. Es por eso también que si llegamos a una reunión de amigos en una casa, no debemos llevar flores como ramillete, pues la infitriona que está muy ocupada atendiendo a todo el mundo, no puede poner en agua las flores inmediatamente… ese por ejemplo sería un regalo mal elegido. Si envías un regalo a alguien a su oficina, debes estar segura que puede transportarlo, guardarlo, abrirlo… No se trata sólo de pensar en el regalo, se trata de pensar en qué momento entregarlo para que no sea un momento incómodo.

Aquí les dejo el video del momento de la entrega del regalo de Melania a Michelle. Y aplaudiendo a Obama que con su comportamiento de lord se lo recibe y hace lo propio: entrar y guardarlo, porque al parecer los de protocolo estaban tan incómodos como Michelle y el apuro no los dejó reaccionar. También la manera de esperar a su esposa en las escalas hace ocho años… Obama y sus clases magistrales de caballero! Lo aplaudo de pie.